Sociedad

Qué será esto que me rodea,

girar la cabeza lado a lado,

ya no hay almas que libros lean,

como el cielo gris, antes azulado.

Por las calles caminar y solo poder ver

gente adinerada luchando por el poder,

mientras que la gente guerrera

levanta el país desde afuera.
No se le puede llamar sociedad

a este mundo lleno de avaricia y atrocidad,

mientras unos por ser los reyes luchan,

otros por subsistir, de sus capacidades dudan.

Cartas a mi abuelo

No sé por qué nos dejaste,
la abuela está por quebrarse.
Ya no puedo dulcemente cantar,
pues mi voz solo sabe gritar.

Fue un grito duro, seco,
el ritmo de un verso
No te miro a los ojos desde un largo año,
hasta que llegó el verano…

Y te fuiste con un último suspiro
al final del camino.
Te pido que encuentres el lugar perdido
y nos esperes como un lobo a un aullido.

Cartas a mi abuelo

¡Oh abuelo!

Nos dejaste tan pronto,

que en verano,

esperaste como un lobo,

sentado a que el otoño acabe su trabajo.

¡Oh abuelo!

Cuida desde ahí arriba a mamá.

No dejará de pensar en ti jamás.

¿Por qué este hechizado camino resulta tan injusto?

¡Oh abuelo!

Viste correr las aguas del río,

pero no sabías que de tu viaje compañeras serían.

Todo pasa tan rápido como en tu espalda, un escalofrío.

¡Oh abuelo!

Que torpe fui.

El no poder estar en tu último suspiro.

Mas me lamento.

No me dejaste darte ni un te quiero.

¡Oh abuelo!

No he podido dedicarte una palabra antes,

ahora las gracias he de darte.

Silencios

Silencios. De dos personas que se juraron amor eterno. De caricias que te hago todas las noches.

Silencios que dicen todo. Un te quiero. Un no te vayas todavía. Un te he echado muchísimo de menos. Un no puedo vivir sin ti. No nos hacen falta las palabras. Tu y yo hablanos otro idioma. El de las caricias.

Silencios. Nos entendemos mediante silencios. Con una mirada me basta. Sé que quieres más. Un suspiro.

Besos

Perseguirte por las calles,
esperando tus menaajes…
Busco el beso la revolución
Un mensaje que hable más de amor.

Te persigo cada día.
Siempre te busco en las caricias.
Pienso en despertarte cada mañana
con un beso chulo y una guerra de almohadas.

Feliz dia internacional del beso